¿Por qué el fundador de Facebook lo ve todo azul y el verde no le importa?




La relativamente vida privada del fundador de Facebook, bueno, por lo menos una versión ficticia de ella, podría volverse pública.

Una película llamada La red social, basada en Mark Zuckerberg, el cofundador aficionado a usar sudaderas de esta firma, llegará a los cines el 1 de octubre.

Ya sea verdaderamente biográfica o no, la película de seguro va a exponer más al ejecutivo de 26 años, con lo cual su nombre será todavía más familiar para muchos.

Aquí nos pusimos a buscar datos sobre Zuckerberg en Internet y creamos esta lista de cosas poco conocidas pero divertidas sobre el hombre detrás de Facebook.

Mucho de ello proviene de un excelente perfil del New Yorker, el cual ha provocado un hervidero de opiniones desde que se publicó a principios de mes.

El rey de hacer las cosas personales públicas lleva una vida privada

Zuckerberg no deja de decir que con Facebook quiere que el mundo sea un espacio más abierto y honesto, donde la gente comparta cosas con el mundo. Por ello podría considerarse irónico, sino es que hipócrita, el que Zuckerberg mantega algunas cosas en privado en su página de Facebook.

En el perfil de José Antonio Vargas en el New Yorker se dice que el director general de la mayor red social en Internet es tímido y prefiere la privacía en su vida.

“No le gusta hablar a los medios, lo hace muy de vez en cuando”, dice Vargas. “No parece disfrutar de las apariciones ante el público que cada vez se requieren más por su trabajo”.

Manifiesta algunos intereses ‘raros’ en Facebook

Desde Shakira al “deseo culminado”, los intereses que Zuckerberg revela en su página privada de Facebook son inesperados, o de plano extraños.

En la sección de intereses, publica los siguientes: “eliminar el deseo, el minimalismo, hacer cosas, romper cosas, el flujo de la información, la revolución, la apertura”.

Entre sus músicos favoritos figuran Daft Punk y Lady Gaga.

Algunos de sus programas favoritos son: The West Wing que, como se indica en el perfil del New Yorker, fue escrito por Aaron Sorkin, el mismo que hizo el guión de la nueva película sobre Facebook.

Es un clavado de los clásicos con una “tendencia imperial”

Zuckerberg creció en Dobbs Ferry, Nueva York, y se graduó de la preparatoria en la Academia Phillips Exeter. Ahí, estudió latín y se convirtió en fanático de los clásicos. En Harvard, donde estudió dos años antes de abandonar para fundar Facebook, Zuckerberg “era conocido por recitar versos de poemas épicos, como La Iliada, escribió Jessica Vascellaro en The Wall Street Journal.

Zuckerberg también creó juegos basados en temas clásicos.

“El primer programa relevante que Zuckerberg diseñó era un juego basado en el clásico juego de mesa Risk, escribió Michael Grynbaum, en 2004 en el Harvard Crimson.

“Estaba ambientado en el antiguo Imperio Romano”, dijo Zuckerberg al periódico universitario. “Se jugaba contra Julio César. Era muy bueno, nunca pude ganarle”.

Un amigo le dijo al New Yorker que Zuckerberg tiene una “tendencia imperialista”.

Zuck tiene algunos apodos

Los amigos y colaboradores le llaman Zuck. La prueba está en un memorándum interno en Facebook titulado “Trabajando con Zuck”, en el que el ingeniero en software Andrew Bosworth (Boz), avienta varios apuntes de cómo es trabajar al lado de Zuckerberg: “Zuck quiere debate… Zuck es senimental… Zuck presiona a la gente…”

Pero Zuckerberg tiene otros sobrenombres. El Wall Street Journal dice que su mama lo llamaba Espléndido cuando era niño. Al unirse a la fraternidad Alpha Epsilon Pi en Harvard, sus amigos le llamaban Slayer (Asesino), escribió Rebecca Davis O’Brien, una ex compañera universitaria, en The Daily Beast.

Facebook es azul porque… Zuckerberg es daltónico

Según el New Yorker, Zuckerberg es daltónico y no puede distinguir los colores rojo y verde, los cuales ve como si fueran azul. Ese color es el que domina la página web de Facebook y sus aplicaciones móviles.

“El azul es el color más rico”, le dijo a esa publicación. “Puedo ver todo lo que es azul”.

El ‘verde’ no le importa

A Zuckerberg no parece importarle mucho el dinero. Prueba de ello es que no ha vendido Facebook a pesar de que se le ha ofrecido hasta 1,000 millones de billetes verdes.

Terry Semel, ex director general de Yahoo, que supuestamente le ofreció esa cantidad, le dijo al New Yorker que nunca había conocido una sola persona que rechazara 1,000 millones de dólares. “Él me dijo: ‘No tiene que ver con el dinero. Es mi bebé y quiero seguir cuidándolo y ver que crezca’”, dijo Semel al recordar esa conversación desarrollada en 2006. “No lo podía creer”.

El periódico de Harvard publicó algo en ese sentido:

“No es algo que me interese”, le dijo Zuckerberg al periódico en 2004 al referirse a las empresas que querían comprarle Facebook. “O sea, sí, podría ganar mucho dinero, pero esa no es la meta”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

5 alternativas open source a Loquendo

Que es microsoft silverlight

La beta de Windows 8 ya está disponible