¿Cuáles son los beneficios, propiedades y valor nutricional de la miel?

 miel de caña

El papel de las abejas en el ecosistema es crucial, después de todos, son las responsables de polinizar al menos el 50% de las plantas; pero hay algo más que caracteriza a estos maravillosos insectos: la elaboración de la miel, alimento de idolatría mundial no solo para endulzar el paladar, sino como ingrediente en numerosos remedios naturales y tratamientos de belleza.

Las propiedades terapéuticas y nutritivas de la miel le han dado protagonismo en el mundo de la medicina alternativa durante siglos; si bien, el nivel de fructosa presente en su composición ha generado controversia respecto a sus beneficios sobre la salud, o cierto es que el alimento continúa siendo demandado por su valor nutricional y cualidades sanadoras.  


La miel: usos, valor nutricional y propiedades:

Son las abejas, las encargadas de elaborar este regalo de la naturaleza a base del néctar de distintas flores, factor determinante en su color y sabor; por ejemplo, en España, son más comunes las mieles de tomillo, romero y azahar, las cuales poco se ven en otras partes del continente.

El alimento se distingue por lo dulce de su sabor y viscosa apariencia, sin embargo, lo realmente atractivo está en su composición, al ser un ingrediente natural plagado de nutrientes y propiedades terapéuticas. A esto se le suma la versátil que sugiere, brindado la oportunidad de acceder a sus beneficios tomándola sola, como complemento de bebidas o siendo parte de la preparación en platos dulces y salados.

Lo mejor de todo, es que considerando su valor nutricional y vitamínico, resulta más saludable como edulcorante que el azúcar refinado, sin apartar que le supera en potencia.


¿Cuál es el valor nutricional de la miel?

Cada 100 gramos de miel, se traduce a la ingesta de 304 kcal 0% de grasa, asimismo, se consumen:  

  • 82 gr de hidratos de carbono
  • 52 mg de potasio
  • 4 mg de sodio 
  • 0,3 gr de proteína 

Propiedades de la miel 

La miel viene siendo parte de la historia del hombre desde tiempos milenarios; diversos estudios apuntan que el mismísimo Hipócrates – padre de la medicina – le incluía en su lista de ingredientes para curar problemas cutáneos. Del mismo modo, evidencias científicas demuestran que era utilizada en la sanación de heridas y embalsamar de los muertos por los egipcios.


En la actualidad, la miel es valorada como alimento debido a sus propiedades antioxidantes, pues no solo contribuye a la eliminación de las toxinas, sino que sirve de protector al hígado, frente a la acción abrasiva de ciertos medicamentos, manteniendo controlados sus efectos secundarios. 

El contenido de fructosa presente en su composición le convierte en estimulante energético, de ahí su efectividad en momentos de agotamiento, estrés o para recuperarse después de sesiones intensas de ejercicio pues favorece la recuperación muscular.


Pero eso no es todo, las propiedades antibióticas y astringentes permiten su inclusión en remedios para tratar el dolor de garganta y la tos, así como en mascarillas, tónicos y lociones para corregir imperfecciones de la piel.

Imagen via tiendatrops.com


Comentarios

Entradas populares de este blog

Consigue tu invitacion Google Plus

Mantenimiento preventivo de una red informática

5 alternativas open source a Loquendo